¿Por qué hacemos esto?

Dada la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, están surgiendo iniciativas en toda España para dar apoyo a los médicos y resto de profesionales sanitarios en estos momentos tan difíciles.

DKV se ha unido a la SEMFYC y la SEMI para poner a disposición de las autoridades sanitarias, en abierto, gratuitamente y sin ánimo de lucro, su plataforma de telemedicina que permite poner en contacto a las personas que necesiten realizar consultas, en tiempo real, con miles de profesionales sanitarios voluntarios por chat o teléfono.

La iniciativa de colaboración público-privada #MédicosfrentealCovid, promovida por el Grupo DKV y que cuenta con el apoyo también de varios colegio médicos, pretende ayudar a descongestionar las urgencias a través de la telemedicina, facilitando que los profesionales se centren en resolver de manera presencial los casos más graves de la epidemia y de otros pacientes que requieran atención médica urgente u hospitalaria.

A esta plataforma podrán adscribirse de forma desinteresada los médicos que quieran y puedan dedicar parte de su tiempo y conocimientos a atender de forma telemática a los pacientes que así lo requieran.

Es importante mantener la privacidad de los médicos, por ello, se ha definido un sistema que en principio es vía chat, y posteriormente, si la complejidad del caso así lo requiere, se podrá hacer a través de telefonía (IP) que utiliza redes de datos para llamadas de voz por lo que el paciente no tendrá nunca el número de teléfono del médico.

¿Por qué creemos que podemos contribuir a paliar el impacto de la crisis?

  • Porque nuestro sistema funciona con independencia del proveedor y cualquier organización sanitaria o proveedor podría incorporar a sus profesionales si quisiera.
  • Porque ya disponemos de una app de acceso universal sin coste, para la promoción de la salud, que se han descargado cientos de miles de personas (Quiero Cuidarme).
  • Porque en estas situaciones de crisis es muy difícil organizar la oferta sin caer en el riesgo de colapsar el sistema sanitario.
  • Porque toda la ciudadanía podrá acceder de forma progresiva a la plataforma, sin coste ni restricciones, para ser atendida por el pool de profesionales voluntarios.
  • Porque garantizamos la seguridad y confidencialidad de la información y de los datos y nos comprometemos a no utilizar de manera alguna la información que pudiera intercambiarse durante estas consultas.


Si conseguimos espaciar los contagios en el tiempo, podemos minimizar el impacto en la capacidad de respuesta del sistema, al no concentrase los casos esperables en pocas fechas.

Esta iniciativa es un acto de responsabilidad para contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, a descongestionar el sistema sanitario ya que la telemedicina, sin duda, ayudará a reducir los contagios al evitar desplazamientos a centros sanitarios.

Creemos que abrir nuestras capacidades tecnológicas de asistencia a distancia a todo aquel que pueda usarla es la mejor contribución que podemos hacer a la sociedad, aportando los recursos necesarios para su adaptación y mantenimiento mientras dure la crisis.